En nuestro paseo virtual de hoy, queremos retarles a responder una pregunta. ¿Sabrían decirnos qué tienen en común los municipios de Novelda (provincia de Alicante) y Cartagena (en la Región de Murcia)? Seguramente su respuesta sería: “A simple vista, NADA.” Así que queremos aprovechar este espacio divulgativo para llevarles por algunas curiosidades que esperamos disfruten leyendo. 

La primera, Novelda, es una ciudad del interior de la provincia de Alicante, del medio Vinalopó, con algo más de 25.500 habitantes, cuya economía se basa en 3 productos importantes: el mármol, las especias y la uva de mesa embolsada. La segunda, Cartagena, una ciudad portuaria de la Comunidad Autónoma de Murcia, con unos 250.000 habitantes, cuya economía es muy diversa, pero principalmente destaca por su Puerto, industria química, Refinería, Astilleros y Arsenal militar y Turismo.Nada que ver, ¿verdad?  Pues sí, sí tienen, al menos 2 cosas en común.

MODERNISMO: quien conoce Cartagena sabe que fue fundada en el siglo III a.C., pero que ya era habitada por grupos de fenicios que comercializaban en la zona. Destacan yacimientos arqueológicos como el Teatro Romano, el Barrio del Foro Romano, la Necrópolis en el Museo Arqueológico, etc. Pero también destacan los edificios modernistas que se construyeron entre finales del siglo XIX y principios del siglo XX: Palacio Consistorial, Gran Hotel, Casa Maestre, Casa Zapata, Casa del Niño (por cierto, en restauración actualmente) de la mano de arquitectos como Tomás Rico Valarino, Víctor Beltrí…

Este período fue de esplendor para la ciudad portuaria gracias a la producción de las minas de La Unión, localidad cercana a Cartagena cuyas minas fueron explotadas desde la época de la fundación. En esta localidad trabajó como arquitecto en el período que nos ocupa Pedro Cerdán, quien diseñó La Casa del Piñón y El Antiguo Mercado Público. Aquí tenemos la 1ª conexión entre Novelda y Cartagena. Pedro Cerdán se había hecho muy popular en la alta sociedad de la zona, se hablaba de él, por ejemplo, en el Balneario de Fortuna, donde solía pasar los veranos una señora de Novelda, Antonia Navarro Mira, conocida como La Pichocha.

Antonia procedía de una familia liberal moderada acomodada de la ciudad alicantina, su padre había hecho su fortuna en una timba clandestina en Crevillente, incluso había llegado a ser Alcalde allí en 1899. A su muerte, su hija Antonia hereda sus negocios y su fortuna. Tanto es así que empieza a viajar a Madrid, París, Viena… Fue una mujer de negocios en un mundo de hombres.

La Pichocha le encarga al murciano Pedro Cerdán la construcción de su mansión unifamiliar en la Calle Mayor de Novelda, la cual se lleva a cabo entre 1900 y 1903 (hoy día Casa Museo Modernista) y también la reforma de un edificio en la misma calle para una de sus hijas entre 1900-1901, actual Centro Cultural Gómez-Tortosa.

JORGE JUAN Y SANTACILIA. ¿Recuerdan los billetes de 10.000 pesetas que conmemoraban el V Centenario del Descubrimiento de América? Por el anverso estaba la cara del entonces Rey de España, Juan Carlos I y por el reverso la de este gran militar y científico español, Jorge Juan.

Ilustre marino y científico, nacido en Novelda en 1713. Procedía de familia noble tanto por parte de padre como por parte de madre. Muy jovencito marchó a Malta para entrar en la Orden de Malta como asistente. 

En el año 1734, Felipe V recibió la solicitud de su primo el rey Luis XV de Francia, para que una expedición de la Academie Royale des Sciences de París viajase a Quito, en el Virreinato del Perú, a medir un arco de meridiano y obtener el valor de un grado terrestre que pudiese ser comparado con otras mediciones practicadas en Laponia. La forma de encontrar la solución al dilema de la forma de la Tierra pasaba por medir las longitudes de dos arcos del meridiano terrestre comprendidos dentro de un ángulo de un grado con vértice en el centro de la Tierra, uno de ellos localizado cerca del Ecuador y el otro en las cercanías del Polo Norte, y comparar resultados. Había que elegir a dos de sus mejores oficiales, que acompañasen y ayudasen a los académicos franceses en todas las operaciones de la medición. Eligieron, no a dos oficiales, sino a dos jóvenes guardias marinas,  Jorge Juan  y Antonio de Ulloa. La medición del grado de meridiano se prolongó desde 1736 a 1744 debido a las grandes dificultades que tuvieron que superar.

A su regreso a Madrid había muerto Felipe V, y fueron recibidos con indiferencia en el despacho de Marina y en la Secretaría de Estado, pero un amigo les presentó al Marqués de Ensenada, quien confía en Jorge Juan para recopilar información en Inglaterra para la Armada acerca de todo lo relacionado con la construcción naval, y traer a España expertos constructores de barcos. 

Es la época que se construye el Arsenal de Cartagena (1731-1782) y Jorge Juan llega a Cartagena en 1750 para asesorar a Feringán en la construcción de dos diques secos de carena, que serán los primeros que se construyan en todo el Mediterráneo. Fue un ilustre marino, científico, matemático, académico e incluso llegó a ser embajador de España en Marruecos, momento en el que se firma su primer Tratado de Pesca entre los dos países.

Murió Jorge Juan el 21 de junio de 1773. Cartagena le ha dedicado una conocida calle y su ciudad natal tiene su escultura en la Plaza de España, donde se ubican dos edificios muy importantes de la ciudad: el Ayuntamiento y la Iglesia de San Pedro.

Si te ha parecido interesante, tenemos muchas más historias, curiosidades, secretos y leyendas en nuestro legado modernista, que estaremos encantados de enseñarte si te dejas guiar por nosotros. ¡Te esperamos en Novelda o Cartagena!

La ruta de hoy nos la ofrece nuestra guía: Manuela Talavera Sánchez. Guía Oficial de Turismo de la Región de Murcia, con la habilitación número 046.