Los concursantes del talent show de Televisión Española disfrutaron de la gastronomía de la capital del Segura, y realizaron la prueba de exteriores cocinando en la Plaza del Cardenal Belluga, con la imponente fachada barroca de la catedral como telón de fondo. 

El pasado lunes 27 de abril, el popular programa se convirtió en el más visto del lunes con casi tres millones de espectadores. El inicio del programa fue todo un homenaje a la huerta murciana, cuando los concursantes debían cocinar un plato vegetariano con producto orgánico de proximidad, ya que, en palabras del propio chef toledano y jurado del programa Pepe Rodríguez: “Murcia es la región con mayor producción de productos de la huerta y de cultivo ecológico ”.

Murcia, Capital Española de la Gastronomía 2020

La prueba de exteriores, cuyo plató al aire libre se instaló frente a la imponente fachada barroca que culmina la catedral de Murcia, consistió en la preparación de un menú a base de nueve tapas con productos de toda la región. Muchos de los clásicos de la gastronomía murciana con un toque moderno o adaptaciones de los mismos, en los que El chef Pablo González, del restaurante Cabaña Buenavista, con dos estrellas Michelín,  les ayudó y aconsejó durante el cocinado. 

Entre los platos del cocinado, no faltó el arroz caldero, un plato de origen humilde que los pescadores del entorno del Mar Menor crearon aprovechando las capturas que tenían poca salida en el mercado y que hoy día es uno de los mayores y más emblemáticos reclamos gastronómicos de nuestra región. Para ello no faltó el arroz de Calasparra, “uno de los más ricos que hemos servido en toda la historia de MasterChef» en palabras del chef Jordi Cruz. 

Los concursantes también aprendieron a hacer paparajotes, el postre con ADN murciano, elaborado con hojas frescas de limonero recubiertas con una fina y crujiente masa de harina y huevo, que posteriormente se espolvorea con azúcar y canela y que hace las delicias de locales y foráneos que lo prueban, a los que siempre recordamos que la hoja no debe comerse, sino que está ahí solo para aportar aroma y sabor, dando forma a este postre con raíces árabes. La chef y juez del programa Samantha Vallejo también hizo su guiño al tradicional postre murciano, luciendo unos pendientes dorados en forma de hoja de limonero, que previamente le había regalado el alcalde de la capital murciana.

Los 100 comensales a los que los concursantes dieron a probar sus creaciones fueron agricultores, productores locales y otras personalidades bien ligadas a la gastronomía regional, como fue, entre otros,  la aparición de la chef María Gómez, alma gastronómica del restaurante Magoga en Cartagena, recientemente galardonado con una estrella Michelín y 2 Soles Guía Repsol. Y es que, la visita del talent culinario a la Región de Murcia, precisamente durante esta edición del programa `Masterchef 8´ se ha hecho coincidiendo con Murcia 2020 como Capital Gastronómica

No solo su gastronomía impresionó al jurado y a los concursantes

Durante el programa, no faltaron elogios a la Región de Murcia y a su gastronomía por parte del jurado. Los concursantes también tuvieron ocasión de recorrer la ciudad antes de la grabación del programa (que se había realizado el pasado mes de febrero) donde según cuenta el chef Jordi Cruz “Hemos estado callejeando por el fabuloso casco antiguo, exponente de una arquitectura de gran calidad”. Durante la emisión del programa, también se pudieron disfrutar de algunas tomas aéreas con imágenes de los más bellos paisajes naturales y culturales de nuestra región, incluyendo los arrozales de Calasparra junto al río Segura, el espectáculo de la floración de los frutales de la región de Murcia, la Basílica Santuario de la Vera Cruz en Caravaca, o la imponente Fortaleza del Sol en la ciudad Lorca. Si te perdiste el programa, y quieres volver a verlo, puedes disfrutar de él en el siguiente enlace: MasterChef 8 – Programa 3 – Visita Murcia